¿Y por qué Bacillus coagulans?

¿Conoces qué es la Termogénesis?
noviembre 7, 2022
Ácido glutámico: el alimento del cerebro
noviembre 21, 2022

El intestino humano alberga una comunidad diversa de bacterias llamada microbiota intestinal, la cual influye permanentemente en las funciones del organismo (1).

La interacción microbiota intestinal – organismo desempeña un papel muy importante en el desarrollo y regulación del sistema inmunitario. Si esta interacción no es adecuada, la homeostasis (equilibrio) ante la carga antigénica ambiental y la respuesta del individuo puede fallar repercutiendo en el desarrollo de algunas patologías (1).

En la actualidad se da gran importancia a la modulación de esta microbiota intestinal mediante el consumo de alimentos funcionales a base de:

Probióticos. Microorganismos vivos que administrados en cantidades adecuadas producen un efecto beneficioso en la salud y el bienestar del organismo.

Prebióticos. Carbohidratos no digeribles cuya ingestión induce el crecimiento de microorganismos beneficiosos.

Simbióticos. Asociación de los dos anteriores. La fórmula de LACTO Inmuno constituye un Suplemento alimenticio Simbiótico por su combinación de probiótico y prebióticos, además de otros ingredientes que potencializan su acción.

Pero, ¿Y por qué Bacillus coagulans y no otros probióticos?

Bacillus coagulans es una bacteria microaerófila, Gram positiva, productora de ácido láctico, UNICA entre los probióticos en el sentido de que posee una capa protectora de proteínas (esporulada).  La formación de esporas de este probiótico permite que sea resistente a los ácidos gástricos del estómago y a la bilis, llegar al intestino delgado, germinar y multiplicarse hasta llegar al intestino grueso, gracias a la cápsula que lo protege (2).

Las esporas de B. coagulans se excretan lentamente a través de las heces durante aproximadamente siete días después de la interrupción de la administración, lo que lo hace un probiótico colonizador transitorio (4).

Como bacteria probiótica formadora de esporas, Bacillus coagulans se ha convertido en un foco de investigación debido a su alta tolerancia a ambientes extremos y características probióticas. Se han reportado varios efectos beneficiosos de B. coagulans (3):

Bacillus coagulans puede promover la digestión intestinal.

  • Aumenta la absorción de nutrientes intestinales y la disponibilidad para ayudar a la digestión.
  • Es capaz de mejorar la utilización efectiva de los alimentos consumidos, debido a su capacidad para producir una variedad de enzimas.
  • Es capaz de promover la digestión de proteínas y carbohidratos.
  • Estimula el peristaltismo intestinal reduciendo la producción de sustancias nocivas y mejorando el ambiente metabólico intestinal.

Efectos de B. coagulans sobre la microbiota intestinal

  • Es capaz de prevenir el desequilibrio microbiano y las enfermedades relacionadas causadas por el abuso de antibióticos.
  • Presenta capacidad para producir compuestos antimicrobianos.
  • Inhibe el crecimiento de bacterias patógenas.

Efectos de B. coagulans en enfermedades metabólicas

  • Podría ser un excelente agente de terapia para varias enfermedades metabólicas, incluyendo el sobrepeso, colesterol y triglicéridos altos.

Efectos de B. coagulans en el sistema inmunológico

  • Presenta efectos moduladores sobre la microbiota del huésped y la respuesta inmune.
  • Es capaz de normalizar parámetros cuantitativos, así como la actividad funcional de las células para promover la función del sistema inmune.

Efectos de B. coagulans en Trastorno Depresivo Mayor (TDM)

  • Eficaz para el tratamiento de pacientes que experimentan síntomas de Síndrome de Intestino Irritable SII con trastorno depresivo mayor TDM: Preocupación por la mortalidad, los sentimientos de culpa, el bajo estado de ánimo, la reducción de la calidad de vida y la alteración del sueño o el apetito.

La administración de B. coagulans puede ser un enfoque preventivo y/o terapéutico atractivo para las enfermedades humanas (3). Un probiótico por excelencia presente en nuestro suplemento LACTO Inmuno.

Referencia Bibliográfica

  1. Álvarez-Calatayud, Guillermo, Pérez-Moreno, Jimena, Tolín, Mar, & Sánchez, César. (2013). Aplicaciones clínicas del empleo de probióticos en pediatría. Nutrición Hospitalaria28(3), 564-574. https://dx.doi.org/10.3305/nh.2013.28.3.6603
  2. Cardona-Arengas MA, López-Marín BE. Los probióticos: alimentos funcionales para lactantes. MÉD. UIS.2019;32(2): 31-9. http://dx.doi.org/10.18273/revmed.v32n2-2019004
  3. Jiang Cao, Zhiming Yu, Wenyin Liu, Jianxin Zhao, Hao Zhang, Qixiao Zhai, Wei Chen. (2020). Probiotic characteristics of Bacillus coagulans and associated implications for human health and diseases. Journal of Functional Foods. Volume 64. https://doi.org/10.1016/j.jff.2019.103643
  4. Jurenka, J. S. (2012). Bacillus coagulans. Revisión de la medicina alternativa, 17(1), 76+. https://link.gale.com/apps/doc/A286390908/AONE?u=anon~ed021f68&sid=googleScholar&xid= cbf3f167

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat